Destino

Nueva York

Escribe un destino o un hotel
Fechas opcionales

Tu búsqueda será para adults adultos y children niño/s, debido al rango de edad de los niños para este hotel

Tu búsqueda será para rooms habitaciones, adults adultos y children niño/s, debido al rango de edad de los niños para este hotel

Distribuye las personas por habitación

Habitación

Eliminar habitación
El rango de edad de los niños puede variar según el hotel El rango de edad de los niños para este hotel es de 0 a 16 años

Disfruta de tu hotel en Nueva York

Dicen que los músicos que viajaban en el pasado a Nueva York para probar fortuna quedaban tan impresionados al ver los rascacielos que se les formaba un nudo en la garganta, como si trataran de engullir una gran manzana. He aquí el origen del apelativo con el que se conoce esta vibrante urbe. Ahora, alojándote en un hotel en Nueva York con Iberostar, tú también podrás experimentar esta sensación en primera persona.

Fundada por los holandeses en 1624 y situada en la desembocadura del río Hudson, Nueva York cuenta con cinco boroughs o distritos —Bronx, Brooklyn, Manhattan, Queens y Staten Island— que atraen anualmente a 60 millones de turistas.

Cuna de innumerables vanguardias artísticas y movimientos culturales, literarios y musicales –el hip hop y el punk son solo algunos de ellos–, Nueva York es un collage de calles y avenidas en constante ebullición, transitadas por sus icónicos taxis amarillos. Con una extensísima red metro que jamás cierra sus puertas, este coloso urbano se ha ganado a pulso el sobrenombre de la ciudad que nunca duerme. 

¿Te atreves a descubrir por qué?

  • País: E.E.U.U.
  • Hora:
  • Cambio: Dolares
  • Energía: 220 Volt

Estrellas

Te han gustado

Especialidades

Servicios

Aplica para viajes del 22 de septiembre al 21 de diciembre
Iberostar 70 Park Avenue
  • Hotel de ciudad
Antes desde

USD 144

Desde

USD 144

PH/PN - Impuestos incluidos
Reservar ahora

Qué ver en Nueva York

Un buen lugar para empezar a explorar Nueva York es el Bajo Manhattan (Downtown Manhattan), y en concreto, Battery Park, una franja ajardinada que se despliega entre Bowling Green y la confluencia del río Hudson. Desde allí se puede tomar el ferry que lleva a las Ellis Island y Liberty Island. Precisamente, en esta última se eleva la archiconocida estatua de la Libertad, uno de los grandes emblemas de la ciudad, de Estados Unidos y, en definitiva, del sueño americano.

Desde Battery Park, y tomando la avenida de Broadway, se alcanza Trinity Church, el mayor edificio neogótico de Nueva York. Al otro lado, se despliega la capital mundial de las finanzas: Wall Street, en el que se halla el edificio de la Bolsa.  

Tomando Water Street, llegarás al famoso puente de Brooklyn sobre East River, que fue durante 20 años el mayor puente del mundo. En la esquina entre Broadway y Murray Street, vale la pena visitar el City Hall (entre Broadway y el Park Row), sede del Ayuntamiento de la ciudad desde 1811 y uno de los mejores ejemplos de arquitectura federal del país. Del mismo modo, resulta obligado aproximarse hasta la tristemente famosa Zona Cero, donde se alza el edificio más alto de Estados Unidos, y regresar a Broadway para adentrarse en el peculiar Chinatown.

La zona de Midtown Manhattan, donde se encuentra el hotel de 4 estrellas Iberostar 70 Park Avenue, permite conocer Greenwich Village, uno de los barrios neoyorquinos de mayor encanto y antiguo punto de encuentro de artistas e intelectuales. En los últimos años, no obstante, estos se han desplazado hasta el cercano East Village, entre East Houston Street y East 14th Street.

Otro barrio próximo que no debes dejar de visitar es El Soho, ubicado justo debajo de Greenwich Village (entre Canal, Sullivan, Broadway y West Houston). Considerado como un importante foco para el arte de vanguardia, destaca por sus construcciones en hierro fundido. Al otro lado, se eleva otro ejemplo del enorme influjo que ejerció la ciudad sobre la emigración europea en el pasado: Little Italy.

Regresando a Broadway y siguiendo en sentido ascendente, se divisa a mano izquierda Washington Square. Esta acoge el Washington Arch, que conmemora el centenario de la elección de George Washington como presidente de los Estados Unidos. Desde allí, enfilando la Quinta Avenida, se llega a Madisson Square Garden, entre West 33rd y 31st Street, presidido por monumentales edificios y hermosos jardines. La visita a Midtown Manhattan culmina Times Square, entre West 42nd y 47th Street, donde los neoyorquinos desafían al termómetro para despedir el año cada 31 de diciembre.

El Alto Manhattan (Uptown Manhattan) también ofrece su dosis de atracciones turísticas, como tres de los principales museos de Nueva York —el Museo Americano de Historia Natural, el MoMA y el Metropolitan Museum of Art—, la New York Public Library (entre la Quinta Avenida y 42nd Street), concluida en 1911, y la Grand Central Terminal, una ingente estación ferroviaria que entró en funcionamiento a comienzos del siglo XX. Finalmente, el Chrysler Building (1928-1930), un bellísimo rascacielos de estilo art-déco y 318 m de altura incluyendo la antena (entre Lexington Avenue y 42nd Street), también te cautivará.

En Updtowm Manhattan, también debes dedicar un tiempo a descubrir la Rockefeller Center Area. Como si se tratase de una ciudad dentro de otra, da cabida al mayor complejo de edificios de propiedad privada del planeta, pertenecientes a la familia del mismo nombre. Al acabar, acércate a la catedral de Saint Patrick, en el cruce entre la Quinta Avenida y 50th Street, una iglesia neogótica que es el principal templo católico de la ciudad.

No muy lejos de allí, tienes una cita con el interminable Central Park, un pulmón verde que te hará olvidar que te encuentras en una de las mayores metrópolis del mundo.

En el distrito de Queens, que posee una extensión de 290 km2, destacan el área de Flushing repleta de elegantes y antiguas casas; la iglesia reformada de Newtown, el Flushing Meadows-Corona, que es el cuarto mayor parque de la ciudad, y la reserva natural de Jamaica Bay Wildlife Refugee.

En cuanto a Brooklyn, situado justo enfrente de Downtown Manhattan, además de ser el lugar idóneo para contemplar el skyline neoyorquino, este distrito invita a visitar el Museo Infantil de Brooklyn, el primer centro museístico para niños del mundo, situado en el 145 de Brooklyn Avenue, y el Museo de Brooklyn (188 Eastern Parkway), considerado como uno de los principales museos de arte del país. Al igual que ocurre con el barrio del Bronx —al norte de la ciudad, entre el río Hudson, East River y Long Island—, se desaconseja visitar la zona sur de Brooklyn.

Qué hacer en Nueva York

Una asignatura obligada si decides visitar esta ciudad es buscar un hueco para contemplar Nueva York al atardecer desde la planta 86 o 102 del imponente Empire State Building, un rascacielos que fue el más elevado del mundo entre 1931 y diciembre de 1972, cuando terminó la construcción de la desaparecida Torre Norte del World Trade Center.

Otra excelente opción para contemplar Nueva York desde las alturas es dar un paseo en helicóptero sobre la ciudad. Si bien esta actividad no es precisamente económica, la sensación de ver un mar de rascacielos bajo tus pies es simplemente impagable.

¿Te apetece ir de compras por Nueva York? En ese caso, nada mejor que visitar los almacenes Macy’s, situados en Herald Square, cerca del Empire State Building. También puedes entrar en las tiendas de la cadena Century 21, que cuenta con tres establecimientos en Nueva York. Una de las más frecuentadas se halla en 22 Courtland Street, cerca de la Zona Cero.

En el tramo comprendido entre West 47th Street y la Quinta Avenida, se halla Diamond Row. Esta denominación no induce a error: los establecimientos comerciales de esta arteria comercial son en un 80% joyerías dedicadas a la venta de diamantes. De ahí la considerable presencia policial en la zona.

Alojándote en tu hotel en Nueva York, también puedes pasar una tarde de hípica en el Aqueduct Race Track, el hipódromo de Nueva York, o asistir a un espectáculo musical de Broadway, cuyos teatros son una propuesta de ocio inmejorable.

Por último, aprovecha tus vacaciones en Nueva York para acercarte al barrio de Harlem, entre East y Harlem River, East 96th Street, Lexington Avenue, East y West 110th Street, Morningside y Saint Nicholas Avenue y West 155th Street.  Y si es domingo, podrás asistir a alguna de las misas de gospel que allí se celebran.

Reserva tu hotel en Nueva York y prepárate para tomar el pulso a la Gran Manzana.