Destino

Lisboa

Escribe un destino o un hotel
Fechas opcionales

Distribuye las personas por habitación

Habitación

Eliminar habitación

Reserva tu hotel en Lisboa

Es difícil encontrar una ciudad en el mundo que despierte tantas emociones como Lisboa. Ya sea por la belleza decadente de sus antiguas casas señoriales o el aire melancólico que le imprime su banda sonora —el fado, magistralmente interpretado por la desaparecida Amália Rodrigues—, Lisboa es una invitación a la nostalgia. O a la saudade, como dirían los propios lisboetas.

De todos modos, la capital de Portugal ofrece mucho más que eso. Por ejemplo, y pese a estar muy cerca del Atlántico, esta urbe de poco más de medio millón de habitantes cuenta con un agradable clima mediterráneo y registra alrededor de 3.300 horas de sol y apenas 100 días de lluvia anuales. De ahí que algunos la hayan rebautizado como la otra Barcelona. Este factor, unido a sus reducidas dimensiones, hacen de este destino un lugar ideal para ser visitado a pie. Eso sí: si uno se quiere ahorrar sus numerosos desniveles, nada mejor que montar en sus icónicos tranvías amarillos.

Poseedora de una oferta monumental ingente, playas de arena muy próximas al centro urbano y unos alrededores repletos de alicientes, con localidades tan atractivas como Cascáis, Sintra o Estoril, Lisboa también puede presumir de la irresistible gastronomía portuguesa, sencilla a la vez que exquisita y con el indefectible bacalao (o bacalhau) como punta de lanza. Y a precios que enamoran tanto como sus deliciosas calles empedradas. Para muestra, un botón: ¿qué te parecería tomarte una pinta por solo 1,5 euros en alguna de las zonas más turísticas?

Para que puedas disfrutar de todo ello, te animamos a descubrir nuestro hotel en Lisboa. Su inmejorable ubicación, muy cerca de la plaza del Marquês de Pombal, la avenida da Liberdade —repleta de tiendas de lujo— y el parque de Eduardo VII, se trata de un lugar perfecto para que puedas empezar a recorrer cómodamente los rincones que cautivaron al mismísimo Fernando Pessoa.

Consulta nuestras ofertas en Lisboa y regálate una escapada a Portugal verdaderamente única. 

  • País: Portugal
  • Hora:
  • Cambio: Euro
  • Energía:

Hoteles en Lisboa

City Lisboa

Iberostar Lisboa
  • Nuevo Iberostar
  • SPA

25 opiniones

Antes desde

144

Desde

144

habitación/noche - Impuestos incluidos
Reservar ahora

Qué ver en Lisboa

Cuesta resumir en pocas líneas los lugares que no hay que pasar por alto al visitar Lisboa. Dos lugares que no podemos dejarnos en el tintero son el imponente castillo de San Jorge (castelo de São Jorge), en el cerro homónimo, el más alto del centro de la ciudad. De origen visigodo, fue ampliado por los árabes y ocupado por los monarcas portugueses entre los siglos XIII y XVI. Desde allí, gozarás de uno de los mejores miradores (miradouros) de Lisboa.

Vale la pena conocer el pintoresco bairro o barrio de la Alfama. Sus angostas callejuelas y elegantes arcadas se cuentan entre los escasos lugares de la ciudad que sobrevivieron al terremoto de 1755.

También lo logró, aunque solo en parte, la Sé Velha, del siglo XII y elevada a la categoría de Monumento Nacional en 1910. Esta construcción es uno de los edificios religiosos más importantes de Lisboa junto con el convento del Carmen, una obra gótica de 1423 que alberga un interesantísimo museo, y el magnífico monasterio de los Jerónimos. Se trata del mejor ejemplo de un estilo arquitectónico único en el mundo, el manuelino, que toma su nombre de su principal impulsor: el rey Manuel I de Portugal. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983, este recinto comparte esta distinción con el otro gran reclamo del barrio de Belém: la torre de Belém (1516-1520). Pese a tener una función defensiva, sus almacenes sirvieron de calabozo para presos políticos a partir de la década de 1580.

Asimismo, tampoco hay que perderse dos fotogénicas plazas: la Praça del Comércio, cerca del Tajo, y la de Praça de Dom Pedro IV, anteriormente conocida como el Rossio. Ambas fueron resultado del plan urbanístico promovido por el marqués de Pombal en el siglo XVIII para reconstruir Lisboa tras el seísmo antes mencionado. 

En las proximidades, se despliega la plaza de los Restauradores y el elevador de Santa Justa, un esbelto ascensor proyectado a finales del siglo XIX por Mesnier du Ponsard, discípulo de Alexandre Gustave Eiffel.

Qué hacer en Lisboa

Además de todo lo que te brinda una jornada de turismo en Lisboa, la capital lusa ofrece otras muchas propuestas de ocio. Sin ir más lejos, la cercanía del océano Atlántico pone en bandeja pasar un magnífico día de playa o practicar deportes acuáticos como el surf o la vela, así como la pesca. Lejos del medio acuático, el senderismo también tiene una notable aceptación, siendo una de las rutas más apreciadas es la que permite conocer el casco antiguo, en las inmediaciones del barrio de Chiado.

Por descontado, te animamos a aprovechar tu paso por Lisboa para saborear algunos de los platos portugueses más populares. Al margen del bacalao, conviene probar el arroz con marisco, las sardinas asadas, los suculentos pasteles de Belém, la ginjinha —un licor típicamente lisboeta elaborado con guindas— y el célebre vino de Oporto, idóneo para regar cualquier comida o cena.

En el barrio Alto, encontrarás la mejor oferta de ocio nocturno de Lisboa, con más de 250 bares, pubs y discotecas.

Pese a todo, si lo que te apetece es mimarte, nuestro hotel en Lisboa también pone en tus manos otras opciones de entretenimiento para que tus vacaciones en Portugal superen tus expectativas. De hecho, ponemos a tu alcance uno de los mejores hoteles con spa de la capital lusa, donde podrás mimarte en la sauna, el baño turco o la piscina interior, con bañero de hidromasaje.

Si lo prefieres, también podrás relajarte en el solárium o en nuestra terraza con piscina exclusiva para clientes y con un estupendo Lounge Bar. Pero si lo que verdaderamente te apetece es hacer deporte sin salir del hotel, tienes a tu entera disposición uno de los mejores gimnasios en Lisboa.

¿Quieres más atenciones? Si es así, ven a descubrir STAR PRESTIGE, nuestra zona VIP, con suites y habitaciones con vistas sobre el centro de Lisboa.

No te lo pienses más. En Iberostar, hemos cuidado hasta el más mínimo detalles para que disfrutes de unos días de descanso para recordar. ¡Ven a comprobarlo!