Destino

Lisboa

Escribe un destino o un hotel
Fechas opcionales

Distribuye las personas por habitación

Habitación

Eliminar habitación

Lisbon excursions

Paradójicamente, uno de los mejores argumentos para visitar Lisboa no se encuentra en la capital portuguesa, sino en sus alrededores. A escasos kilómetros y a menos de una hora en coche o tren de su centro urbano, el viajero puede contemplar magníficas localidades que bien merecen una visita, y que pueden ser una opción perfecta para tus excursiones.


Qué visitar cerca de Lisboa
 

  • Sintra. A nadie debería de sorprenderle que esta ciudad de 300.000 habitantes y situada a 31 km de Lisboa haya sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995. Fácilmente accesible por carretera o en tren desde la estación de Rossio, Sintra tiene como mayores reclamos el Palacio Nacional, de origen árabe y renovado en estilo manuelino en el siglo XV; el colorista Palacio da Pena (1836), similar al castillo de Neuschwanstein, próximo a Múnich; los restos del castillo de los Mouros, una antigua fortificación árabe ubicada a 429 m de altitud, y la Quinta da Regaleira.
     
  • Cascáis. Esta bella localidad costera fue un imán para las familias portuguesas y europeas más acomodadas en la década de 1930; sin ir más lejos, entre sus ilustres visitantes, se contaban los Onassis o los Renault. De ese período, se conservan lujosas villas de veraneo, a pesar de que el buque insignia de Cascáis son los sobrecogedores acantilados de la Boca do Inferno, a las afueras. Como en el caso de Sintra, se puede llegar a este destino en tren desde la estación lisboeta de Rossio.
     
  • Estoril. Sita a 25 km de Lisboa, esta ciudad se asoma al Atlántico con no pocos alicientes. Además de haber sido un refugio habitual para algunos miembros de la realeza europea —como el fallecido Juan de Borbón y su hijo, el futuro rey Juan Carlos I—, Estoril también acoge un famoso torneo de tenis y un GP valedero para el Mundial de motociclismo. Entre los rincones que no hay que perderse, descuella su célebre casino.
     
  • Palacio Real de Queluz. Rebautizado popularmente como el Versalles portugués y emplazado a 33 km de Lisboa, este hermoso complejo palaciego fue la residencia principal de algunos integrantes de la Casa de Braganza. Aunque su construcción dio comienzo en 1747, adquirió una gran importancia a partir de 1755, fecha del terremoto que arrasó Lisboa.
     
  • Óbidos. Esta localidad de 15.000 habitantes es otra de las visitas obligadas de cualquier viaje a Lisboa. Poseedora de un pasado esplendoroso —llegó a albergar uno de los puertos más prósperos de Portugal—, Óbidos es una llamativa villa fortificada con no pocos monumentos de interés. Entre ellos, cabe referirse a su majestuoso castillo de origen medieval, la iglesia de Santa María, el Museo Municipal y el santuario del Senhor da Pedra, que se halla fuera de las murallas.
     
  • Mafra. Se trata de una villa portuguesa de 77.000 habitantes, y cuyo monumento más remarcable es el Palacio Nacional de Mafra. De estilo barroco e iniciado en 1717, hizo las veces de convento franciscano. Está a solo 30 km de Lisboa.
  • País: Portugal
  • Hora:
  • Cambio: Euro
  • Energía:

Hoteles en Lisboa

Iberostar Lisboa
  • Nuevo Iberostar
  • SPA

178 opiniones

Antes desde

160

Desde

160

habitación/noche - Impuestos incluidos
Reservar ahora