Destino

Hammamet

Escribe un destino o un hotel
Fechas opcionales

Distribuye las personas por habitación

Habitación

Eliminar habitación

¿Qué hacer en Hammamet?

Las experiencias en Hammamet tienen ese encanto especial que recorre cada rincón de esta localidad tunecina y que transporta al visitante a un mundo nuevo. Paseos en camello por el desierto, navegar por el Mediterráneo en barco pirata, perderse en las calles de la Medina para ver atardecer desde sus murallas, compartir una taza de té en una de sus tabernas típicas o probar el típico plato de brik… Descubre qué hacer en Hammamet y vive cada día una experiencia distinta.

Experiencias en Hammamet. ¿Qué hacer en Hammamet?

  • Compras en el mercadillo de Nabeul. Se celebra todos los viernes y ofrece todo tipo de productos, desde simples suvenires a bellos objetos de decoración, té, frutas, postres típicos... En definitiva, una experiencia única de colores y sabores al alcance de la mano, donde perderse a curiosear durante horas y divertirse regateando con los vendedores locales.
  • Paseos en camello por Hammamet. Una de las atracciones en Hammamet más famosas es la de dar pequeños paseos en camello por la ciudad. Las excursiones son muy diversas y las hay desde solo 15 minutos por zonas muy tranquilas y controladas, a largos recorridos hasta el desierto, desde donde contemplar el atardecer. Todas son con guía local.
  • Bailar la danza del vientre. O más bien asistir a uno de los llamativos espectáculos que ofrecen muchos de los bares tradicionales de Hammamet. La música y las bailarinas realizan sorprendentes coreografías y, mientras, el público puede degustar tranquilamente un té o un típico brik, el plato local de Hammamet.
  • En barco por el golfo de Hammamet. Desde el puerto de Hammamet salen todos los días diferentes barcos temáticos que permiten disfrutar de una bonita travesía a lo largo de la costa de la ciudad. Uno de los más animados es el galeón pirata, sobre todo para los que viajan con niños.
  • Tomar el té junto a la playa de Hammamet. A lo largo de la playa de Hammamet existen todo tipo de restaurantes, bares y tabernas que ofrecen la posibilidad de degustar la especialidad de la zona: el té verde, servido en elegantes vasos con adornos tradicionales. El aroma de estas pequeñas teterías es uno de los mejores recuerdos que llevarse de vuelta a casa.
  • Atardecer en la Medina. Pasear por sus calles de casas encaladas y dejarse llevar hasta el mar, a través de la muralla, es una de las mejores experiencias que uno puede vivir en Hammamet: el sol lo llena todo de una luz espectacular que dota de especial belleza a la medina y la fortaleza que la protege. Perfecto para fotografiar el momento.
  • Cenar en una jaima. Para saborear la gastronomía local no basta con sentarse en la terraza de un restaurante: en Hammamet se puede disfrutar de la experiencia de comer un delicioso cuscús bajo la tradicional tela de una jaima a un paso del mar, con unas vistas increíbles y un ambiente ideal para una cena romántica.
  • Un día en Sousse. Alquilar un coche y visitar la hermosa ciudad de Sousse, al sur de Hammamet, es una experiencia imprescindible para los amantes del arte y de la arqueología: en la llamada Perla de Sahel, se encuentra su Gran Mezquita, considerada uno de los ejemplos de arte árabe más antiguos, su medina, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y las catacumbas de Sousse del siglo I.
  • País: Túnez
  • Hora:
  • Cambio: Dinar (TND)
  • Energía: 230 V

Hoteles en Hammamet

Iberostar Averroes

Hammamet Yasmine

Iberostar Averroes
-25% de Descuento
  • Renovado
  • +3

2935 opiniones

Antes desde

198

Desde

198

habitación/noche - Impuestos incluidos
Reservar ahora