Destino

Hammamet

Escribe un destino o un hotel
Fechas opcionales

Tu búsqueda será para adults adultos y children niño/s, debido al rango de edad de los niños para este hotel

Tu búsqueda será para rooms habitaciones, adults adultos y children niño/s, debido al rango de edad de los niños para este hotel

Distribuye las personas por habitación

Habitación

Eliminar habitación
El rango de edad de los niños puede variar según el hotel El rango de edad de los niños para este hotel es de 0 a 16 años

Necesitamos que selecciones un destino, hotel o alguna de las sugerencias destacadas.

Te marcamos cuales son los familiares para que podáis ir todos. Algunos de nuestros hoteles son sólo adultos

Continente País Destino
    • {{ item.title }}
    • {{ specialties[0] }}
    • Últimas búsquedas
    • {{ item.title }}
    • {{ item.place_title }} {{ lastSearchesDates(item.check_in_date, item.check_out_date ) }}
    • {{ item.title }}
    • Hoteles próxima apertura

Descubre el mejor hotel en Hammamet

La costa sur de Túnez acoge una de las localidades más visitadas del país: la soleada Hammamet. Situada a apenas 60 km de la ciudad de Túnez, capital del país, esta hermosa urbe de 80.000 habitantes destaca por sus magníficas playas de arena blanca y por la cercanía, hacia el oeste, de la zona balnearia de Yasmine Hammamet, donde se halla el hotel en Hammamet Iberostar Averroes.

El clima mediterráneo imperante hace que las temperaturas sean agradables durante todo el año, con valores medios de 18 °C. Ahora bien: éste es sólo algunos de los incontables alicientes que te aguardan en este rincón privilegiado de Túnez, uno de los mayores reclamos turísticos del país desde la década de 1970.

¿Te animas de conocerlos?

 

  • País: Túnez
  • Hora:
  • Cambio: Dinar (TND)
  • Energía: 230 V

Hoteles en Hammamet

Aplica para viajes del 18 de noviembre al 16 de febrero
Iberostar Averroes

Hammamet Yasmine

Iberostar Averroes
  • Renovado
  • Familias
  • +2
Antes desde

100

Desde

100

habitación/noche - Impuestos incluidos
Reservar ahora

Qué ver en Hammamet

El centro de Hammamet se divide en dos zonas principales: la ciudad moderna, en el norte, y la medina, en la parte occidental, circundada por una muralla originaria del año 904. Este recinto alberga un área fortificada del siglo XV, la kasbah, erigida sobre un fuerte del siglo XII. Desde allí gozarás de unas vistas incomparables sobre el Mediterráneo y la ciudad vieja.

A diferencia de lo que ocurre con otras localidades norteafricanas, en la medina de Hammamet no hay callejuelas repletas de zocos. Se trata en realidad de un barrio residencial en el que no faltan los talleres y tiendas de artesanía y recuerdos. Eso sí: presta atención a algunas de estas viviendas, ya que muchas destacan por sus coloridas paredes. ¡Ni siquiera el pintor alemán Paul Klee pudo resistirse a retratar estas casas!

Allí también te toparás con algún que otro hamman, un baño público típicamente árabe que da nombre a la localidad que nos ocupa.

Un edificio que no puedes dejar de descubrir es la Gran Mezquita, del siglo XII y con elementos arquitectónicos árabes y turcos. Junto a ella se halla la mezquita de Sidi Abdel Kader; levantada en 1798, es la sede de una escuela de estudios coránicos. La lista de lugares de visitas obligadas se completa con el fuerte español, del siglo XV.

Si quieres relajarte con una sesión de shopping, tampoco desmerece la llamada medina nueva, repleta de tiendas y restaurantes.

A sólo 6 km al sur de Hammamet, y tomando la carretera de Susa, tienes la oportunidad de recorrer el recinto arqueológico de Pupput, con interesantes vestigios romanos del siglo II d.C.

Por su estratégica ubicación, Hammamet es también un lugar ideal para hacer excursiones a pueblos y ciudades próximas. Una de ellas es Sidi Bou Said, una pintoresca villa de edificios encalados con puertas y ventanas azules. Lo mismo podría decirse del espectacular anfiteatro romano de El Djem, del siglo III d.C. y uno de los mayores de la Antigüedad, o Kairouan. Poseedora de un fascinante patrimonio arquitectónico, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988 y está considerada como la primera ciudad santa del Magreb.

A 30 km de Hammamet, se despliega Grombalia, cuyo bullicioso mercado bien merece una escapada. Un apunte al respecto: durante la segunda quincena de septiembre, sus habitantes celebran el Festival de la Vendimia.

Qué hacer en Hammamet

Si lo que te trae a Hammamet son las cálidas aguas del Mediterráneo, te encantará saber que el centro de esta ciudad dispone de playa en uno de sus lados, con numerosos restaurantes, algunos de ellos de lujo, y establecimientos de comida rápida. En el área de Nabul hay también un parque acuático, idóneo para las familias que quieran viajar a Hammamet con niños.

El lugar en el que abre sus puertas el hotel Iberostar Averroes, Yasmine Hammamet, también brinda numerosas opciones de ocio. Creado en la década de 1990 como extensión de la ciudad, alberga un puerto deportivo, con embarcaciones de recreo perfectas para hacer pequeñas travesías por la costa. Algunos de estos barcos incluyen la comida y espectáculos a bordo.

El área portuaria también cuenta con Cartash Land y Aqualand, dos parques de atracciones acuáticos, y una muralla moderna con restaurantes, tiendas y salas de fiesta. Algo que no deberíamos de extrañarnos, ya que es aquí donde se concentra la mayor oferta de ocio nocturno de Hammamet, con un sinfín de bares, pubs y discotecas.

No obstante, si te apetece un plan más tranquilo, puedes degustar un delicioso té tunecino en la terraza del café Bab Sidi Bouhdid, ubicado junto a la muralla y un punto privilegiado para contemplar las mejores puestas de sol de Túnez.

Por supuesto, no puedes volver a casa sin probar la exquisita cocina tunecina. La gastronomía nacional es el resultado de una tradición culinaria muy arraigada, así como de las aportaciones de diversas culturas. Destacan recetas como el cuscús, los briks, crêpes finas con relleno de verduras; los socorridos tajines y el ojja, un pisto elaborado con productos locales. Una delicia para el paladar que podrás degustar cada día en Hammamet.

Si eres aficionado/a al turismo de salud, no dejes de acceder a un hammam, con chorros de agua a diferentes temperaturas y personas encargada de hacer la limpieza corporal o un masaje.

Y si te apetece familiarizarte todavía más con la cultura local, no te pierdas el Festival International de Hammamet. Este evento tiene lugar de mediados de julio a mediados de agosto y ofrece una programación en la que están presentes el jazz, la ópera, el teatro y el circo. Este acontecimiento se lleva a cabo desde 1964.

Reserva tu hotel en Hammamet

Si deseas disfrutar de todos estos pequeños grandes placeres, no dejes de alojarte en Iberostar Averroes, de 4 estrellas. Este complejo vacacional es un hotel en primera línea de mar y con acceso directo a la playa, dotado de todas las comodidades para un viaje a Hammamet inmejorable: piscina infantil y para adultos con servicio de concierge, spa, bañera de hidromasaje exterior, gimnasio, centro de peluquería y belleza, centro de convenciones, salas de reuniones…

Y si has decidido viajar con niños, los peques lo pasarán en grande en el parque infantil y actividades organizadas expresamente para ellos con el programa Star Camp.

No te lo pienses más: consulta hoy mismo nuestras ofertas de hoteles en Túnez —en Hammamet, Mahdia, Djerba o Susa—, reserva una de nuestras habitaciones y vive las vacaciones con las que siempre habías soñado.