Destino

Cabo Verde

Escribe un destino o un hotel
Fechas opcionales

Tu búsqueda será para adults adultos y children niño/s, debido al rango de edad de los niños para este hotel

Tu búsqueda será para rooms habitaciones, adults adultos y children niño/s, debido al rango de edad de los niños para este hotel

Distribuye las personas por habitación

Habitación

Eliminar habitación
El rango de edad de los niños puede variar según el hotel El rango de edad de los niños para este hotel es de 0 a 16 años

Descubre el mejor hotel en Cabo Verde

Playas de arena blanca, villas marineras llenas de tipismo y encanto, sorprendentes paisajes lunares, un intenso pasado colonial y, sobre todo, la impagable morabeza, la cálida y hospitalaria bienvenida que dispensan los lugareños al recién llegado. Todos estos alicientes se condensan en un sorprendente archipiélago de origen volcánico de 4.033 km2, el más árido del denominado conjunto macaronésico, formado también por las Canarias, Azores y Madeira: Cabo Verde. Y para que puedas disfrutar de sus incontables atractivos, nada mejor que elegir un increíble hotel en Cabo Verde, uno de los mejores alojamientos en África de Iberostar Hotels & Resorts.

Situado en el Atlántico, a tan solo 445 km de la costa de Senegal y a unos 1.500 km al sur de las islas Canarias, Cabo Verde tiene su principal activo en el turismo. Cualquiera de sus diez islas mayores —Santiago, Santo Antão, Boa Vista, Fogo, São Nicolau, Maio, São Vicente, Sal, Brava y Santa Luzia—, que dan cabida a medio millón de habitantes, constituye una excelente elección para una escapada romántica o unas vacaciones en familia o con amigos.

A esto hay que sumar el agradable clima tropical de Cabo Verde, con precipitaciones escasas —y que acostumbran a concentrarse de mayo a octubre— y una oscilación térmica muy leve a lo largo del año, con termómetros que casi nunca bajan de los 22 °C y que no suelen superan los 28 °C. ¿Y qué decir de sus 330 días de sol anuales?  

Por todo ello, Cabo Verde bien merece convertirse el escenario de unos días de descanso que recordarás siempre. ¿Te lo vas a perder?

  • País: Cabo Verde
  • Hora:
  • Cambio: Escudo caboverdiano
  • Energía: 220 V

Destinos

Estrellas

Te han gustado

Especialidades

Servicios

Aplica para viajes del 10 de diciembre al 10 de marzo
Iberostar Club Boa Vista
¡Niños gratis!
  • Familias
  • Todo Incluido
  • +1
Antes desde

165

Desde

165

habitación/noche - Impuestos incluidos
Reservar ahora

Qué ver en Cabo Verde

Si no tienes claro qué visitar en Cabo Verde y te encuentras en la isla de Sal, tu recorrido puede dar comienzo en Espargos, su localidad más importante. Sus rincones más destacados son su vibrante plaza central, llena de bares, y la biblioteca Jorge Barbosa. En los alrededores, tampoco hay que pasar por alto Pedra Lume, una minúscula población de apenas 50 vecinos, pero desde la que se puede acceder al punto más emblemático de Sal: el Parque Natural de las Salinas.

La mayor isla del archipiélago y la más poblada —cuenta con 260.000 habitantes— es la de Santiago. Fue allí donde se fundó la primera ciudad caboverdiana, y también donde dio comienzo el tráfico de esclavos. La visita puede iniciarse por la capital del país desde 1855, Praia, que aglutina más de 120.000 habitantes. Además de la iglesia de Nossa Senhora da Graça, de dos siglos de antigüedad, el Palacio de Justicia, el Ayuntamiento, la Presidencia de la República, el Palacio de Cultura y el Liceo (1860), conviene descubrir dos museos de notable interés: el Museo Arqueológico de Praia y al Museo Etnográfico de Praia.

A 12 km de Praia, se despliega otra atracción turística: Ribeira Grande, también denominada Cidade Velha. Originaria del siglo XV y víctima recurrente de la piratería en otras épocas, su casco antiguo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2009. Una vez allí, no dejes de conocer las ruinas de la Sé Catedral, el convento de São Francisco y la iglesia de Nossa Senhora do Rosário, dedicada a la patrona de los negros caboverdianos y poseedora de una bella azulejería.

Otra isla que vale la pena explorar es Fogo, muy conocida por su intensa actividad volcánica —ejemplificada en el soberbio Pico do Fogo, de 2.823 m de altura— y por los excelentes vinos que allí se producen.   

En la pequeña isla de Brava, te aguarda su encantadora capital, Furna, situada a 520 m de altitud y considerada por muchos como la villa más hermosa del archipiélago. Otra cita obligada es la ya mencionada Furna, que alberga la singular bahía de Fajã d’Água, circundada de montañas y parada obligada de los balleneros norteamericanos durante el siglo XIX.

Por su parte, São Vicente es una de las islas más pequeñas de Cabo Verde —su superficie es de apenas 227 km²—, pero también una de las más interesantes y la segunda más poblada. Su ciudad más importante es la localidad portuaria de Mindelo. Aprovecha para visitar el mercado municipal (1882-1930), la sencilla iglesia de Nossa Senhora da Luz, y, sobre todo, el Museo del Arte Tradicional. En São Vicente, también debe recorrer el Parque Natural Monte Verde, Calheu —una localidad pesquera sita bajo un volcán, desde la que se puede contemplar la isla deshabitada de Santa Luzia— y Baia das Gatas.    

En Santo Antão, la isla más occidental y la tercera más poblada de Cabo Verde, podrás visitar Porto Novo, el principal foco de comercio exterior de la isla, pero también un punto estratégico para el transporte intrainsular de pasajeros. Conoce Ponta do Sol, una agradable villa marinera totalmente preparada para satisfacer al turista. Desde allí se aconseja realizar una excursión hasta Fontainhas, una de las aldeas más bonitas de Cabo Verde.

En isla de São Nicolau, a la que se llega en avión desde São Vicente, Sal y Santiago, o bien en barco desde Sal y el puerto de Mindelo, podrás acercarte a su capital, Ribeira Brava, de marcado carácter colonial, donde descuellan la Praça Cónego Dias, la iglesia de Nossa Senhora do Rosário, la biblioteca municipal, el Ayuntamiento, la Praça Monsenhor Bouças y el Seminario-Liceo, quizás su lugar más emblemático. En sus inmediaciones, los amantes de la montaña disfrutarán el parque protegido de Monte Gordo, con una elevación máxima de 1.304 m.   

Por último, cabe referirse a las islas de Maio, menos turística que las anteriores y, sobre todo, Boa Vista, donde se encuentra uno de los mejores hoteles en Cabo Verde: el  Iberostar Club Boa Vista. El núcleo más importante es Sal de Rei, lugar en el que los ingleses se llevaban la sal que se producía en la isla.

Reserva tu hotel en Cabo Verde

Iberostar pone en tus manos el Iberostar Boa Vista, un hotel de 5 estrellas en Cabo Verde en primera línea de mar, con spa, piscinas, un centro de convenciones —ideal para la organización de eventos en Cabo Verde— y mucho más.    

Consulta hoy mismo las ofertas de hoteles en Cabo Verde, reserva una de las increíbles habitaciones de este exclusivo resort y prepárate para pasar tus próximas vacaciones en el paraíso.

Bem-vindo!