Destino

Algarve

Escribe un destino o un hotel
Fechas opcionales

Tu búsqueda será para adults adultos y children niño/s, debido al rango de edad de los niños para este hotel

Tu búsqueda será para rooms habitaciones, adults adultos y children niño/s, debido al rango de edad de los niños para este hotel

Distribuye las personas por habitación

Habitación

Eliminar habitación
El rango de edad de los niños puede variar según el hotel
El rango de edad de los niños para este hotel es de 0 a 16 años
Añadir habitaciones Confirmar aquí ¡Listo!

Vive tus vacaciones en el Algarve

Playas de ensueño escondidas entre acantilados, tranquilidad, una deliciosa gastronomía marinera, una amplia oferta de ocio… Estos son solo algunos de los alicientes de los que podrás disfrutar si te alojas en el hotel en el Algarve de Iberostar.

Esta antigua provincia de casi 5.000 km² y con 2.700 horas de sol al año es la región situada más al sur de Portugal, así como uno de los principales destinos turísticos del país junto con Lisboa.

Además de su capital (Faro), y la ciudad de Portimão, el Algarve reúne otras poblaciones de interés: Albufeira, Alcoutim, Aljezur, Alvor, Castro Marim, Lagoa, Lagos, Loulé, Quarteira —perteneciente al municipio de Loulé—, Monchique, Olhão, Silves, Tavira y Vila Real de Santo António.

Ubicada al sur de la región lusa del Alentejo, a orillas del océano Atlántico y al oeste del río Guadiana, que marca la frontera con España, el Algarve es una tierra repleta de atractivos naturales. Allí te aguardan 200 km de costa, hermosas playas, islas y parajes de gran belleza que hay que descubrir sin prisas.

¿Aún no has reservado tu habitación?

  • País: Portugal
  • Hora:
  • Cambio: Euro
  • Energía:

Hoteles en Algarve

Aplica para viajes del 13 de diciembre al 13 de marzo
  • Todo Incluido
  • Familias
  • +2 Servicios
Antes desde

100

Desde

100

habitación/noche - Impuestos incluidos
Reservar ahora

Qué ver en el Algarve

Son muchos los lugares que hay que visitar en el Algarve. Uno de ellos es Faro, la capital regional. Además de dar cabida a un aeropuerto internacional en sus alrededores, también alberga una catedral del siglo XIII, lo que la sitúa entre los edificios religiosos más antiguos de Portugal.

No dejes de recorrer Portimão, la mayor ciudad el Algarve, al lado del río Arade. Este antiguo pueblo de pescadores en un pasado no muy lejano se ha consolidado como un centro turístico y comercial de primer orden. Entre los lugares que no hay que perderse, destacan el jardín de la Praça da República, los jardines del 1.º de Dezembro, que exhiben hermosos azulejos; la iglesia del Colegio, sus calles comerciales y, a apenas 3 km del núcleo urbano, la célebre Praia da Rocha.

Tampoco hay que olvidarse del Parque Natural de Ria Formosa, una reserva natural de más de 18.000 hectáreas y famosa por ser un excelente punto para el avistamiento de aves. Una de sus particularidades es que está resguardada del Atlántico por una barrera natural formada por cinco islas y dos pequeñas penínsulas. Este impresionante espacio protegido se extiende a lo largo de la costa de sotavento, ocupada por los municipios de Loulé, Faro, Olhão, Tavira y Vila Real de Santo António.

Otro lugar reseñable es la sierra de Monchique, una zona de frondosa vegetación en pleno corazón del Algarve. Allí se encuentra el pueblo balneario de Caldas de Monchique, muy demandado por su oferta de tratamientos termales. No muy lejos de allí, se haya el cerro da Picota, una colina de 774 m desde la que obtendrás una panorámica excepcional.

Dedica también un tiempo de tus vacaciones en el Algarve a conocer el mirador del Cabo de San Vicente. Está considerado como el punto más al suroeste de la Europa continental y es perfecto para admirar las costas de Sagres, donde no faltan un puerto de pesca tradicional y el fuerte de Baleeira. No menos aconsejable es la Costa Vicentina, una franja marítima cubierta de salvaje vegetación, y que forma la mayor extensión protegida del litoral portugués.

En Lagos, ríndete al hechizo de la Ponta da Piedade, un paraje salpicado de peñones, acantilados, grutas y pequeños lagos que te dejarán sin aliento, y descansa en las playas de Camilo y Meia, a 1 y 4 km del centro urbano, respectivamente. Y en Aljezur, detente en el castillo homónimo, originario del siglo X y en uso hasta el siglo XVIII, y en la Fonte das Mentiras.

Qué hacer en el Algarve

Las playas del Algarve son ideales para relajarse o practicar deportes acuáticos. De ahí que sean un acierto seguro para quienes decidan viajar a Portugal en familia, en pareja o con amigos. Además de los ya mencionados, existen otros puntos del litoral que bien merecen la atención del viajero.

Aquí hay que referirse a la playa de Manta Rota o del Algarve, ubicada a 40 km de Faro y con una longitud de 3 km; la playa de la isla de Tavira, a poca distancia de la localidad con la que comparte nombre; la playa del Barril, en Tavira e idónea para la práctica de deportes de vela; la playa de Odeceixe, muy frecuentada por los amantes del surf, de 1 km de largo y emplazada en la frontera entre el Algarve y la provincia de Alentejo; las playas de Falésia, San Rafael y Galé, pertenecientes a Albufera y con 6 km, 1 km y 600 m de largo, respectivamente; las playas del Monte de Clérigo y Arrifana, cercanas a Aljenzur y aptas para los deportes náuticos, y la playa de la isla de Faro, de aguas cristalinas y próxima a centros comerciales.

Hacer rutas de senderismo en el Algarve también puede ser un pasatiempo ideal para tus días de descanso. Uno de los lugares más adecuados son las inmediaciones de Dona Ana, en la ciudad de Lagos, rodeadas de formaciones calcáreas.

Asimismo, si tienes en mente jugar al golf en el Algarve, lo tienes muy fácil. Allí encontrarás una treintena de campos de golf de primera categoría, algunos de ellos diseñados por figuras legendarias de este deporte, como Nick Faldo o Severiano Ballesteros. Por eso, no es de extrañar que los World Travel Awards distinguieran al Algarve como el mejor destino de Europa para golfistas en 2013 y 2014.

También puedes ir de compras en el Algarve, ya que encontrarás infinidad de tiendas y centros comerciales cerca de sus principales polos turísticos. Un souvenir que no puede faltar en tu equipaje son los azulejos y la cerámica pintada a mano.

Y si vas a viajar al Algarve con niños, te gustará saber que la zona cuenta con diversos parques acuáticos, como el complejo Aqualand Algarve, el AquaShow Park o el parque temático ZooMarine. 

Todo esto y mucho más estará a solo unos pasos desde tu hotel en el Algarve. ¡Te esperamos!