¿Por qué a algunos niños se les da mejor los deportes, a otros las matemáticas y a otros pintar, leer o tocar un instrumento? La respuesta parece sencilla y llena de sentido: porque cada niño tiene sus propias motivaciones y talentos, que desarrolla a su ritmo y de manera diferente a los demás.

A esta conclusión llega el neuropsicólogo y educador de la Universidad de Harvard, Howard Gardner, en su libro Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences.

Gardner sostiene que cada niño evoluciona con sus propias necesidades. Así, un niño que no muestre inquietud por el lenguaje, por ejemplo, podría tener una gran habilidad en el campo de las matemáticas y la inteligencia espacial.

Diversión con valores, también en vacaciones

Precisamente el programa de entrenimiento infantil Star Camp de Iberostar toma como punto de partida la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner.

El objetivo de Star Camp es que, durante vuestras próximas vacaciones en familia, y a través de más de 140 actividades, los más pequeños puedan desarrollar sus talentos, divertirse y a la vez aprender valores como la diversidad, la diversión como actitud ante la vida, el respeto por el medioambiente o el desarrollo de una conciencia tecnológica, entre otros.

Ocho tipos de inteligencia

Las investigaciones realizadas identifican la existencia de zonas en el cerebro humano que corresponden a determinados espacios de conocimiento, todos ellos distintos y relativamente independientes entre sí.

1. Inteligencia lógico-matemática

Su capacidad de resolución de problemas es muy llamativa y suele relacionarse con un tipo de inteligencia no verbal, es decir, que puede saber la respuesta a un determinado problema mucho antes de verbalizarla.

A los niños que poseen este tipo de inteligencia se les da bien resolver misterios o pruebas de ingenio, hacer rompecabezas, realizar ejercicios de lógica, contar o hacer cálculos, los problemas informáticos y jugar a juegos de estrategia.

2. Inteligencia lingüística

Estos niños son hábiles y tienen preferencias por actividades como leer, conversar, contar chistes, escribir cuentos y poemas, aprender idiomas y jugar a juegos de palabras.

3. Inteligencia espacial

Este tipo de inteligencia tiene la capacidad de pensar en tres dimensiones. Las personas que la desarrollan son hábiles en la resolución de problemas espaciales como dibujar y pintar, leer mapas, contemplar cuadros, resolver laberintos o jugar a juegos de construcción.

4. Inteligencia musical

Es propia de niños con una habilidad innata para el aprendizaje de los diferentes sonidos, lo que se traduce en una gran capacidad para cantar, escuchar música, tocar instrumentos, componer canciones, disfrutar de conciertos y seguir diferentes ritmos.

7. Inteligencia interpersonal

Opuesta a la inteligencia intrapersonal, es común entre las personas que se les da bien conversar, trabajar en equipo, ayudar a los demás, mediar en conflictos y conocer gente nueva.

8. Inteligencia naturalista

Relacionada con el gusto por los temas medioambientales, plantas y animales. Estos niños disfrutan realizando actividades como ir de acampada, hacer senderismo, cuidar animales, conocer detalles de la naturaleza, reciclar y cuidar el medioambiente.

 

Star Camp: un programa, tres grupos de edad

El programa Star Camp cuenta con tres grupos según las edades y necesidades de cada uno de ellos: Monkey (4-7 años), Dolphin (8-12 años) y Eagle (13-17 años). Se sustenta en la filosofía de Iberostar en cuanto a que las vacaciones en familia son una oportunidad única para descubrir, explorar, imaginar, adquirir hábitos saludables y hacer amigos de otras partes del mundo.