En balsa de bambú por el Martha Brae River

Imagínate la escena: tu pareja y tú avanzando lentamente en una balsa de bambú por un estrecho río de aguas calmadas, escuchando los cantos de las coloridas aves exóticas, a la vez que admiráis el frondoso bosque a ambas orillas del río. ¿Verdad que suena bien?

Pocas excursiones os parecerán tan románticas como esta en el Martha Brae River, situado a 30 kilómetros de Montego Bay, la bahía donde los hoteles de 5 estrellas en Jamaica de Iberostar cuentan con todos los servicios para que viváis unos días en Jamaica en pareja realmente inolvidables.

Blue Mountains: Jamaica a vuestros pies

Los cerros ocultos por la niebla que conducen a las Blue Mountains son uno de los mejores ejemplos de la belleza natural de Jamaica. A través de bosques tropicales de helechos, bambúes, eucaliptos y coloridas flores silvestres tendréis la isla a vuestros pies. De hecho, esta cordillera cuenta con el punto más alto de la isla, situado a 2.256 metros de altura.

¿Y qué tal si al encanto del paisaje y a la pureza del aire le añadís la posibilidad de degustar uno de los mejores cafés del mundo? En las Blue Mountains se encuentra una de las plantaciones más selectas del planeta. Degustar una taza mientras contempláis los límites de la isla es una experiencia que conservaréis toda la vida. 

Cascadas del río Dunn, más allá de lo divino y lo humano

La fuerza del río Dunn, situado cerca de la ciudad de Ocho Ríos, se apodera de un tramo del bosque, fluyendo a su antojo por las terrazas y creando hipnotizantes cascadas naturales.

Si lográis despertar de esta maravilla, os sugerimos que vayáis un paso más allá y que atraveséis las cortinas de agua dando saltos de piedra en piedra. Y que luego celebréis la aventura dándoos un chapuzón en estas aguas azules que van a desembocar al mar del Caribe.

Y de vuelta al hotel, ¿qué mejor manera de rememorarlo que cenando en uno de los cinco restaurantes del Iberostar Grand Rose Hall, saboreando los platos más exquisitos de la gastronomía jamaicana? 

One love, one heart

¿Qué mejor manera de visitar Jamaica en pareja que seguir los pasos de Bob Marley, el jamaicano más famoso de la historia, a través de sus canciones?

En el pueblo de Nine Mile todo gira en torno al rey del reggae. Aquí podréis visitar la casa donde nació, contemplar sus guitarras y otros instrumentos musicales, observar fotos inéditas y hasta sentaros sobre la roca en que Marley se inspiraba para componer sus letras universales.

Un viaje místico a la Rastafari Indigenous Villa

Visitar la Rastafari Indigenous Villa, situada en Montego Bay, muy cerca de los hoteles en Jamaica de Iberostar hará que descubráis la esencia de esta cultura típica del país y famosa en el mundo entero. Durante el recorrido por sus calles podréis participar en la agricultura orgánica, hacer manualidades tradicionales y hasta recibir clases de música.

De hecho, los propios aldeanos se muestran encantados de interactuar con los visitantes, haciéndolos partícipes de su tranquila forma de entender la vida, un verdadero ejemplo de sostenibilidad y slow life

Ocho Ríos y la playa donde nació James Bond

¿Sabías que el novelista Ian Fleming creó al agente secreto más famoso de la historia, James Bond, hace 60 años mientras se encontraba de vacaciones en Jamaica?

De hecho, en algunas playas de la localidad de Ocho Ríos se han rodado escenas de la famosa saga de 007, en películas como Dr. No, Vive y deja morir o El hombre de la pistola de oro.

Daros un baño en sus calmadas aguas, rodeadas de una frondosa vegetación, os hará sentir, literalmente, los protagonistas de vuestra propia película.

Escapada cultural a Kingston, la capital de Jamaica

Vale la pena elegir un día de vuestra estancia para visitar Kingston, la capital de Jamaica, situada a dos horas y media en coche desde Montego Bay.

Fundada en 1692, cuenta con atracciones como la National Gallery, la mejor pinacoteca de la isla, la mansión georgiana Devon House y los jardines botánicos más grandes del Caribe, los Hope Gardens, el Coconut Museum y los Sunken Gardens.

Y no os perdáis la oportunidad de dar un romántico paseo por Trenchtown, el histórico barrio donde nació el reggae, y de empaparos de la cultura del país y de sus acogedoras gentes.