La llegada del verano es, para los más pequeños, el comienzo de esa época en la que todo es pasárselo bien y vivir aventuras. Y hay tantas formas de alcanzar esta meta como niños en el mundo. Sin embargo, Iberostar ha logrado satisfacer a todos gracias a Star Camp, un programa de entretenimiento lleno de imaginación que mezcla risas con valores.

¿Cómo lo logra? Pues combinando de manera pedagógica diferentes juegos y actividades que fomentan todo tipo de inteligencias. En la variedad en este ámbito, como en otros muchos, está la virtud.

La elección y el desarrollo de este programa se basa en la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner, doctor y profesor en Psicología y Ciencias de la Educación que en los años 80 revolucionó su campo asegurando que la mente infantil es la suma de diferentes habilidades más allá de la lógica matemática y la lingüística, las que más se desarrollan en el colegio. Star Camp se centra en potenciar la empatía, las interactuaciones, el conocimiento de uno mismo, el baile y el movimiento, el respeto y conocimiento del medio ambiente, y la orientación para que los más pequeños descubran y trabajen el resto de las inteligencias.

El desafío, por lo tanto, es que cada niño encuentre por sí mismo el campo en el que se encuentra cómodo y lo haga divirtiéndose mientras explora, juega y experimenta en un ambiente propicio y bajo la tutela de unos profesionales que les animan a ello. En definitiva, que el hotel se convierta en un universo de estímulos que sacien la curiosidad y potencien las aptitudes de los más pequeños. Y todo ello amenizado con sonrisas, amistades y experiencias hasta ahora no vividas.

Diversión sobre todas las cosas

La primera regla infantil es divertirse ante todo. Las ganas de aventura y diversión se les activan nada más llegar. Para entrar a formar parte de la aventura que acaba de comenzar se les entrega el Explorer kit, un divertido pasaporte que les permitirá viajar por los diferentes países de un mundo imaginario que se asocian a cada una de las diferentes inteligencias y que van sellando a medida que participan en las actividades.

Entretenimiento con contenido

Star Camp hace hincapié en el juego como fuente de aprendizaje y aplica esta herramienta a todas las edades. Es decir, juegos que son divertidos, educativos y llenos de valores que, en este caso, son los mismos que los de todo el grupo Iberostar: diversión como actitud ante la vida, el valor de la diversidad, desarrollo de una conciencia tecnológica, respeto por el medio ambiente y fomentar hábitos saludables.

O lo que es lo mismo, los más pequeños aprenden y asimilan conceptos positivos con la sonrisa por bandera y en un ambiente vacacional. ¿Qué más se puede pedir?