Tips & Destinations

Turismo en el Caribe República Dominicana sin topicazos

Una visita diferente a este país caribeño

Más allá de sus playas y paisajes, hay una República Dominicana desconocida que ofrece maravillas culturales y naturales a los visitantes. Se trata de lugares no muy lejos de destinos consolidados como Punta Cana y Puerto Plata donde completar unas vacaciones perfectas. Además, todos ellos se encuentran muy cerca de los resorts que Iberostar tiene en la isla, lo que los convierte en una tentadora opción para aprovechar la combinación de playa, descanso de calidad y experiencias emocionantes e inesperadas. ¡Allá vamos!

 

LA COSTA NORTE

En la menos concurrida Costa Norte se encuentra Puerto Plata, una ciudad costera famosa por su proximidad a la montaña. Para conocer mejor sus cumbres, lo mejor es coger un teleférico hasta la cima del Monte Isabel de Torres desde donde disfrutar de una vista panorámica de este enclave. El nombre de la ciudad fue inspirado en la descripción que Cristóbal Colón hizo de los picos de esta sierra que los definió como 'plateados'. Desde entonces, la ciudad pasó a ser conocida como Puerto de Plata y más tarde Puerto Plata.

En su cima se puede visitar un jardín botánico muy frondoso y bello. Además, para los viajeros más activos hay una amplia red de caminos y senderos que recorren las diferentes cimas.

A los amantes de los fósiles les encantará en el Museo del Ámbar una colección de fósiles, plantas y animales antiguos y prehistóricos conservados en ámbar, una gema semipreciosa que se forma cuando se fosiliza la savia del árbol.

En Puerto Plata también se encuentra la destilería de ron más famosa del país, Brugal. En su tour se aprende y se conoce la historia y el proceso de elaboración del ron, desde el cultivo de la caña de azúcar hasta el embotellado. Y, por supuesto, no falta la cata y degustación de las diferentes referencias de la marca.

También en la costa norte, a unas dos horas al este de Puerto Plata, hay un hermosísimo arenal llamado Playa Grande al que es muy fácil llegar desde la carretera principal. En sus barracas multicolor se cena como un rey ya que aquí se preparan los mariscos y pescados frescos del día como el pargo, que se sirve asado en una pieza y con ensalada y plátanos. Y para beber, la cerveza local de estilo pilsner Presidente o una piña colada preparada en la misma fruta. Además, algunos de estos restaurantes permiten sacar la mesa a la playa, por lo que la comida se puede convertir en un picnic idílico a apenas unos metros del Mar Caribe. 

 

CABARETE

A menos de una hora por carretera de Puerto Plata se encuentra Cabarete, un tranquilo pueblo hippie donde los vientos atraen a los mejores kite surfers de todo el mundo. Chiringuitos, restaurantes y puestos de batidos se alinean junto a la arena haciendo que la cena tenga que ser, sí o sí, frente al mar.

Para aquellos que busquen una aventura dentro de la selva, lo mejor es descubrir las 27 Cataratas de Damajagua. Ubicado en la cordillera de Corredor Norte, este conjunto de saltos de agua ofrece adrenalina para todos, con senderos que se abren paso a través de la frondosa vegetación y que conducen hasta tirolinas y rutas de rápel a través de las cascadas y los cañones de Damajagua. 

Las playas cercanas a esta área tienen arena fina y aguas limpísimas y están muy poco concurridas. Sin embargo, no son muy aconsejables para aquellos aficionados al snorkel que no tengan mucha experiencia. Para aquellos que son auténticos fanáticos de los naufragios, en esta costa se haya los restos de La Concepción, un barco hundido en 1641 al noreste de La Española (como se conocía esta isla). Se trata de uno de los pecios españoles más importantes de todos los tiempos ya que se estima que, con él, se hundieron más de 100 toneladas de tesoros de plata y oro.

PUNTA CANA

Ubicada en el extremo oriental de la República Dominicana, Punta Cana es un popular destino de vacaciones famoso por sus aguas cristalinas y sus playas de arena blanca con palmeras.  

Además de disfrutar del sol y la playa, merece la pena explorar las cercanas y aparentemente infinitas plantaciones de caña de azúcar de Higüey. En las excursiones guiadas por estas haciendas se conoce de primera mano el arduo trabajo de los agricultores, quienes cosechan cada tallo a mano usando machetes, tal y como se ha hecho durante siglos. Además, se aprende sobre los cultivos de la zona y de cómo los bueyes son utilizados para cargar la caña hasta los viejos vagones de tren.

También en Higüey se encuentra la Basílica de Nuestra Señora, uno de los mejores ejemplos de arquitectura religiosa moderna de América Latina. Hoy en día es uno de los principales centros de peregrinación de América Latina, hasta donde la gente acude para asistir a misa cada 21 de enero.

A aproximadamente una hora por carretera de Punta Cana se encuentra el Parque Nacional del Este, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este paraje sirve como hábitat para cientos de especies de plantas y animales, incluyendo 112 especies de diferentes aves. La reserva también alberga uno de los parques marinos más grandes del Caribe, con una rica biodiversidad y un inmenso sistema de arrecifes de coral. En sus aguas tropicales se pueden encontrar cuatro especies de tortugas marinas, así como manatíes, delfines nariz de botella y numerosas especies de peces. El parque es el hábitat natural, también, de la paloma coronita y de la iguana rinoceronte.

Este Parque también ofrece la posibilidad de relajarse en algunas de las playas remotas de Isla Saona. Además de nadar y bucear en aguas claras, aquí se hayan diversos yacimientos y cuevas de arte precolombino.