Nuevas boutiques y templos gastronómicos conviven con espacios de gran belleza en las cinco ciudades de moda en Europa: Madrid, Roma, Budapest, Barcelona y Lisboa. ¿Preparado para descubrir las sorpresas que te aguardan en cada una de ellas?

Madrid, la energía que no cesa

La energía vital de Madrid te atrapará desde el primer momento. Alojarte en el céntrico Iberostar Las Letras Gran Vía, uno de los mejores hoteles en Madrid, es una opción que te encantará. Este emblemático edificio en el corazón de la ciudad, mezcla de historia y vanguardia, cuenta con habitaciones con terraza y jacuzzi para disfrutar por todo lo alto.

A muy pocos minutos paseando desde el hotel se encuentra la Milla de Oro madrileña, en las calles de Serrano y de Ortega y Gasset. Aquí encontrarás, puerta con puerta, las boutiques de moda más exclusivas del mundo.

En el bohemio barrio de Malasaña la actriz Sarah Jessica-Parker quedó prendada con los vestidos de sus tiendas vintageWilliambsburg, Alphaville o El Templo de Susu son algunas opciones para encontrar prendas de primeras marcas.

Roma, mil veces eterna

Nadie que visite Roma se marcha sin echar una moneda en la Fontana di Trevi. ¿Sabes por qué? Dice la tradición que, solo quienes lo hacen, regresan a la Ciudad Eterna. El Iberostar Grand Fontana di Trevi, ubicado en un edificio art déco del siglo XIX, a escasos 70 metros de la fuente más famosa del mundo, te asegura cumplir con esta antigua tradición.

Visita la primera tienda de Bulgari. Via Condotti es posiblemente la calle más lujosa del mundo. Valentino, Hermès, Cartier, Louis Vuitton, Fendi, Gucci, Prada y otras grandes marcas tienen aquí su sede. Pero quizás nada hubiera sido lo mismo si, en 1894, el empresario griego Sotirio Voulgaris no hubiera abierto su primera tienda en este lugar. A esta marca, 125 años después, se la conoce en el mundo entero como Bulgari.

A vista de pájaro. Contemplar Roma desde la azotea de un edificio es una imagen que no olvidarás. En Aroma, si uno cierra los ojos, puede escuchar todavía los ecos del pueblo aclamando a los gladiadores. Esta elegante terraza con vistas al Coliseo y al Foro es uno de los sitios de moda de la notte romana. En la terraza San Pacrazio, en el corazón del Trastevere, las conversaciones transcurren sin prisas, al ritmo del propio barrio. La vista de los Museos Capitolinos, en el Campidoglio, es inigualable desde la Terraza Caffarelli. ¿Y para poner el broche final a la noche romana? Sin duda nos quedamos con el lounge bar del Iberostar Grand Fontana di Trevi, situado en la terraza superior de este hotel con piscina en Roma.

Budapest, bajo el hechizo del Danubio

Diseño, elegancia y Philippe Stark. En tu visita a Budapest podrás alojarte en el céntrico Iberostar Grand Budapest, uno de los hoteles de 5 estrellas en Hungría con más personalidad. Este hotel que fusiona diseño y elegancia, con los principales lugares históricos de la capital húngara a muy poca distancia. El sugerente diseño Philippe Stark, y la paz que se respira en su interior, son sus principales señas de identidad. En él podrás disfrutar de relajantes masajes, así como del completo circuito que te ofrece este hotel con spa: baños de vapor, hidromasajes y una infinidad de detalles más.

¿Nadar en un templo renacentista? Budapest cuenta con más de 100 balnearios de aguas termales. En tiempos de los romanos ya estaban de moda, y hoy siguen siendo uno de los grandes atractivos de la ciudad. ¿Los más recomendables? Széchenyi, en el Varósliget (Parque de la Ciudad), con sus tres piscinas al aire libre, y Veli Bej, uno de los balnearios del Imperio otomano mejor conservados.

En barco por el Danubio. Navegar de noche por las tranquilas aguas del Danubio, disfrutando de Budapest iluminada, es un espectáculo. Pasarás bajo el puente Petőfi, el puente de las Cadenas, el puente de Isabel y el puente de la Libertad. Y podrás contemplar algunos de los principales edificios de la ciudad, como el Parlamento, el Castillo de Buda, la iglesia Matías o el Bastión de los Pescadores.

Una noche en la ópera. La Ópera de Budapest es uno de los edificios más importantes de Hungría. Fue construida entre 1875 y 1884 y financiada por Francisco José I, emperador de Austria. ¿La condición del monarca para sufragar el coste de la obra? Que no fuera más grande que la Ópera de Viena.

Ocupar uno de sus 1.261 asientos, rodeados de esculturas de famosos músicos y compositores, es un espectáculo para los oídos y la vista.

De compras por la Avenida Andrássy. Este extenso bulevar, contruido en 1872, es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 2002. El reconocimiento se debe a las bellas fachadas de las casas y los palacios renacentistas. También se encuentra en esta calle la Ópera de Budapest, algunos de los restaurantes más famosos de la ciudad y las más elegantes boutiques.

Para paladares exquisitos. ¿Prefieres la cocina rica en aromas y picantes, o la tradición mediterránea basada en los productos de la tierra? En el restaurante de Iberostar Grand Budapest, podrás elegir la opción que tú prefieras, cocinada con maestría e ingredientes de primera calidad.

El mejor goulash. El goulash húngaro es uno de los guisos de carne más primitivos, a base de carne, cebollas y manteca. Con el paso del tiempo fue evolucionando e incorporando ingredientes como patatas, pimientos rojos, tomates y especias. Si bien el más especial de todos es la paprika. ¿El restaurante idóneo para probar esta deliciosa receta? Menza, a dos pasos de la distinguida avenida de Andrássy y muy cerca del Iberostar Grand Budapest

Street Art. Proyectos como Free Walls atraen a Barcelona a los mejores ilustradores callejeros del mundo. Date una vuelta por los barrios de Poblenou, El Raval, Sant Antoni, el barrio Gótico o el barrio del Guinardó y descubre verdaderas joyas de arte en fachadas transformadas en lienzo.

La ciudad bajo tierra. La Barcelona secreta te ofrece la posibilidad de ver lo que no se ve: refugios antiaéreos, estaciones de tren fantasmas, depósitos de agua que abastecieron a la ciudad a principios del siglo XX, viejos establos con bóvedas de la época del arquitecto Antonio Gaudí...

Lisboa, a ritmo de fado

El Iberostar Selection Lisboa, sin duda uno de los mejores hoteles en Portugal, te permitirá vivir la capital portuguesa al máximo. Conectarás con su cara más moderna en el barrio empresarial que lo rodea. Y también con su lado más bohemio, a través de la avenida da Liberdade. En este hotel de 5 estrellas en Lisboa podrás degustar los platos típicos de la gastronomía local en su delicioso restaurante Luz. Disfrutar en su spa con zonas de agua, masajes y tratamientos. Y pasar tardes inolvidables tomando un delicioso cóctel en la terraza de la piscina.