Tastes Great

Cocina cubana Los mejores platos de Cuba: Un tour gastronómico por la isla

Un tour por la isla más grande del Caribe bocado a bocado

La gastronomía cubana siempre ha gustado a locales y extranjeros, ya sea servida en mesas sofisticadas como en la calle. Estas son algunas ideas sobre lugares, platos, incluso recetas para disfrutar la isla de una forma muy sabrosa.

Imagínate sentado en un coqueto 'paladar' situado en la ribera del río Almendares en el barrio de Miramar de La Habana. Mientras disfrutas de las vistas, del murmullo del agua y de las risas de dos jóvenes y estilosos cubanos en las mesas cercanas, ojeas detenidamente el menú escrito en una pizarra grande sujeta por un caballete que te ha traído amablemente un camarero. Las opciones son muy diversas, desde una langosta a la plancha hasta ceviche fresco, sin olvidar otros platos hechos con pulpo o con cordero. La carta está rematada por una buena selección de vinos, cócteles y postres deliciosos. En otras palabras, si lo que estás esperando es el clásico sándwich con arroz y frijoles, un viaje a esta diversa isla caribeña no solo te sorprenderá y te deleitará, sino que también supondrá una experiencia inolvidable para tu paladar.

UN VIAJE POR LOS CLÁSICOS

No obstante, los tesoros culinarios de Cuba no solo se encuentran en los ‘paladares’. Y es que es imposible ir a esta isla y no parar en alguno de sus clásicos como Santo Ángel en la Plaza Vieja, donde el marisco es el rey y se acompaña de una ubicación histórica y música en directo. Y, en el mismo barrio, en la Calle Obispo, siempre hay que procrastinar en El Floridita, el establecimiento fetiche de Hemingway, donde merece la pena probar un Papa Hemingway (un daiquiri de pomelo) y, por supuesto, el sándwich cubano. Para probar y disfrutar de un auténtico café cubano está el Café O'Reilly, un pequeño local de la Habana Vieja donde muelen sus propios granos de café y sirven un desayuno más que decente.

En Cuba, las playas no solo ofrecen sol, arena y unas aguas cristalinas, también hay pequeños restaurantes en forma de Tiki Bars que, aunque parezcan algo rústicos, ofrecen platos de marisco hechos con mucho cuidado y muy bien presentados. Es imposible no probar ni fotografiar sus colas de langosta, sus camarones o sus jugosas ostras. La experiencia se culmina alquilando una hamaca en la playa y completando el menú con una cerveza helada o un mojito hecho con ron, lima fresca y hojas de hierbabuena.

 

UN SERVICIO IMPECABLE

No solo la cocina en Cuba es una delicia, la hostelería en la isla también brilla por el excelente servicio. Cuando ves los coches de los cincuenta en la carretera sientes que has viajado en el tiempo. Una sensación que se experimenta también cuando te sientas a la mesa, donde te reciben y te tratan con una cortesía que te traslada a otra época, y siempre con una sonrisa en la boca. Especialmente en los ‘paladares’, donde sorprende sus vajillas (porcelana china, cubiertos de plata, vasos de cristal de calidad) que se miman y se cuidan diariamente.

La última cuestión que hay que tener en cuenta antes de afrontar un viaje gastronómico por Cuba es que merece la pena hacer algo de investigación previa tanto en internet como hablando con amigos que hayan viajado allí. Lee las opiniones en los foros, elija los platos que quieres probar y descubre dónde los puedes tomar. Una vez en la isla, pregunta a los taxistas, conserjes y paisanos con el fin de saber qué lugares están de moda o cuáles son las novedades. Y, sobre todo, sé atrevido, prueba de todo y no escatimes en café. Al fin y al cabo, una aventura culinaria siempre requiere algo de energía extra.

¿Un poco de street food caribeño? Es el turno del famoso sándwich cubano, que tiene numerosas variaciones y que se puede complicar tanto cuanto se desee. Se trata de un bocado rápido de elaborar. Para ello se necesita un buen pan blanco cubano que resista ser asado en la parrilla al estilo Panini. Al ser un plato eminentemente callejero, la sencillez es su principal virtud, con el jamón en rodajas y el cerdo asado como ingrediente fundamental. Después, no escatime en encurtidos y en eneldo puro y añada lonchas de queso emmental y mostaza.

Por último, y no por ello menos importante, está la famosísima Ropa Vieja. Con un nombre tan característico que refleja sus raíces modestas, el punto culminante de este plato son las tiras de carne de costado desmenuzadas. Para conseguir el punto perfecto de ternura y sabor, hay que realizar un asado lento con todas las verduras (pimientos, ajos, jalapeños y tomates frescos) junto con la carne durante unas 8 horas. Después, se tritura con un tenedor la carne, se desmenuza y se cubre con aceitunas, alcaparras y cilantro y se coloca encima de una cama de arroz blanco o amarillo. Pura Cuba... y hecha en casa.

Si se te ha hecho la boca agua leyendo este artículo, entonces no dejes pasar la oportunidad y organiza tu viaje. Iberostar Hotels & Resorts cuenta con un gran número de hoteles en Cuba. Desde los destinos más conocidos, como Varadero, hasta zonas menos turísticas pero igualmente atrayentes, como Trinidad o la majestuosa capital de La Habana.

 

STEPHANIE DAVIS I  29/08/2017

HAZLO REALIDAD