“La mejor receta es la pasión”, dice Ferrán Adrià, uno de los mejores cocineros del mundo y gran amante de los libros, la gastronomía y los viajes. 

¿Y qué momentos pueden recordarse con mayor pasión y alegría que los compartidos alrededor de una buena mesa, disfrutando en agradable compañía de las delicias gastronómicas de cada rincón del mundo?

Viajar es conocer otras ciudades y países a través de sus habitantes, su historia, su cultura y sus paisajes. Pero también a través de su cocina tradicional, sus alimentos y la manera de cocinarlos y servirlos.

¿Sabes qué es la enogastronomía? Pues es sencillamente el arte de la buena mesa, una combinación de enología y gastronomía que nos permite conocer mejor un lugar a partir de sus vinos y su cocina.

Más allá de la gastronomía española y la gastronomía italiana, famosas en el mundo entero, este artículo quiere descubrirte entre otros, si no los conoces ya, los secretos y placeres de la comida cubana, los platos típicos de Brasil, la comida griega y hasta rutas gastronómicas por México, para que en tu próximo viaje puedas disfrutar al máximo no solo de las maravillosas playas o históricos monumentos que encontrarás en tu destino, sino de la gastronomía más auténtica de cada lugar.

Al final, recuerda que somos lo que comemos. Y que comer bien te llevará a disfrutar aún más de tu viaje.

Saborea la gastronomía mediterránea

Cocina española: más allá de la paella, la tortilla y las tapas

La sucesión de culturas que han dejado su huella en España a lo largo de los siglos son el fundamento de la excepcional comida española, reconocida y apreciada en el mundo entero. 

Los fenicios y los griegos difundieron el cultivo de la vid, los olivos, el trigo y la cebada; los árabes, frutas, verduras y condimentos que hoy son esenciales en la cocina de España: arroz, azafrán, berenjenas, alcachofas, naranjas, limones, sandías y frutos secos; tras la llegada de Cristóbal Colón a América en 1492, se incorporaron a la cocina española las patatas, los tomates, las legumbres o el chocolate, entre otros alimentos.

¿Qué sería hoy de una exquisita paella, o de una sabrosa tortilla de patatas, o de un refrescante gazpacho, o de unas tapas creativas, o de un plato de lentejas o de un delicioso chocolate con churros sin todas estas aportaciones?

 

Tumbet, pa amb oli, arroz brut... Recetas de Mallorca tradicionales

Más allá de sus playas de ensueño, la mayor de las islas Baleares ofrece la deliciosa cocina mallorquina, de fuertes raíces y cada vez más apreciada por los visitantes que tienen la fortuna de visitar la isla.

El tumbet es uno de los platos típicos que combina la fritura de berenjenas, pimientos rojos, tomates y patatas. El arroz brut es el plato de invierno por excelencia, una mezcla de diferentes carnes y verduras con el azafrán y otros tipos de especias y condimentos. El pa amb oli o pan con aceite es uno de los clásicos, muy sencillo de preparar: solo se necesita una rebanada de buen pan payés, tomates de ramillete, aceite de oliva y sal.

El trampó, las berenjenas rellenas, las sopas mallorquinas o el gató con helado de almendra son otras de las delicias de esta tierra.

La isla cuenta con restaurantes de primera categoría en los que podrás saborear algunas creaciones de la sencilla pero sabrosa cocina de Mallorca. 

Aceite, jamón y vino: turismo gastronómico por Andalucía

Andalucía está para comérsela a través de sus exquisitos manjares y deliciosos vinos apreciados en todas partes.

El mejor jamón del mundo

En Jabugo, un pequeño pueblo de apenas dos mil habitantes de la sierra de Aracena, en Huelva, se crían en libertad los cerdos de raza ibérica alimentados con bellotas de los que proviene, probablemente, el mejor jamón del mundo, gracias a su intenso e incomparable sabor.

Aceite de oliva, oro líquido

¿Sabías que Andalucía es la región que más aceite de oliva produce a nivel mundial? Con él se elaboran platos tan típicos de la gastronomía andaluza como el gazpacho, el salmorejo cordobés o la porra antequerana.

A la vez es el gran secreto del pescaíto frito, de las tortillitas de camarones, frituras de verduras y adobos tan típicos de esta tierra.

Las rutas del vino andaluz

Andalucía posee una tradición milenaria en el cultivo de la vid y en la elaboración de vinos famosos en todo el mundo, como el jerez o la manzanilla. La geología y el clima del sur de España resultan excelentes para la elaboración es estos productos de alta calidad y muy variados a la vez.

Las Rutas del Vino por Andalucía reúnen los atractivos enológicos, culturales y tradicionales de las distintas zonas.

Viajar a Málaga, territorio Michelin

¿Te seduce la alta gastronomía y tienes previsto visitar Málaga próximamente para dedicarte de lleno al turismo gastronómico? ¡Pues estás de enhorabuena! Esta provincia andaluza acoge ni más ni menos que a una decena de restaurantes con estrella Michelin.

Gastronomía en Madrid: del tradicional cocido al bocadillo de calamares

El plato más típico de Madrid es sin duda el cocido madrileño, una potente propuesta que consta de un primer plato de sopa de fideos elaborada con el caldo de cocer los garbanzos, carne de ternera y huesos, pollo o gallina, repollo o judías verdes, tocino, chorizo y morcilla, que se sirven de segundo plato.

Los emblemáticos restaurantes Florida Blanca, Casa Lhardy o La Bola  son los tres grandes referentes de la ciudad a la hora de probar su plato más famoso.

 

De turismo gastronómico por Europa: comida típica de Italia, Portugal, Grecia, Hungría y Montenegro

Probablemente los platos italianos sean los más famosos del mundo, base de toda carta de cocina internacional que se precie. La tradicional lasagna, los spaghetti a la bolognesa, el risotto o los ravioli se reparten la fama y el protagonismo con la gran estrella: la pizza.

Si te estás planteando visitar Roma, no puedes dejar de probar las creaciones de la Pizzeria da Baffetto, considerada por los romanos como la mejor pizzería de la ciudad. De sus antiguas paredes cuelgan fotografías de los famosos que han pisado este emblemático establecimiento.

 

El bacalao es el plato por excelencia de la cocina portuguesa. En A Provinciana, una de las tascas más populares de Lisboa, podrás degustarlo de diferentes maneras, todas ellas deliciosas.El Queijo Serra da Estrela, el arroz caldoso o las feijoadas, unas judías cocinadas con tomate, zanahoria, chorizo y tocino, son otros clásicos de la gastronomía portuguesa.

¿Y qué decir de la amplia variedad de comida griega, ejemplo de la recomendada y exquisita dieta mediterránea?

La mousakás, el pastel tradicional griego a base de carne picada, berenjenas y tomate, se reparte los elogios con otras creaciones como la tiropita, empanada de queso feta, o el souvlaki, brochetas de carne con verduras, entre otras especialidades.

En las playas de Creta donde, según la mitología clásica, nació Zeus, podréis degustar lo mejor de la gastronomía griega.

Turismo gastronómico en América: comida típica de Brasil y cocina cubana y mexicana

Degustar algunos de los platos típicos de Brasil, como el ximxim de gallina, el guiso de pollo y gambas bien condimentado, las crêpes de tapioca y, por supuesto, un esponjoso churrasco, no te dejará indiferente en tu próximo viaje a este maravilloso país.

El cerdo asado, la ropavieja, el arroz con pollo, el potaje de frijoles negros, la yuca con mojo o la caldosa son algunas de las referencias de la comida cubana típica que han cruzado las fronteras de la isla.

Los hoteles en Cuba de Iberostar, varios de ellos situados en edificios históricos, son una excelente opción para que saborees algunas de estas recetas tradicionales.

¿Te gustaría probar en su país de origen algunas de las recetas de la comida mexicana más exquisitas? Tamales, guacamole, enchiladas, chiles de nogada o tacos de pastor, además de frutas exóticas y platos raw reparados con mimo en los restaurantes junto a las mejores playas del Caribe.

Y como no solo de hamburguesas con patatas fritas viven los norteamericanos, disfruta descubriendo los postres más curiosos de Estados Unidos en tu próximo viaje a este país.