Destino
Budapest
Descuento
Escribe un destino o un hotel
Fechas opcionales
Descuento

Tu búsqueda será para adults adultos y children niño/s, debido al rango de edad de los niños para este hotel

Tu búsqueda será para rooms habitaciones, adults adultos y children niño/s, debido al rango de edad de los niños para este hotel

Habitación

Descubra el mejor hotel en Budapest con Iberostar

Una escapada romántica, un viaje de negocios o, sencillamente, un pequeño capricho para desconectar y decir adiós al estrés en un escenario de postal. Sea cual sea su motivación, Budapest, la bellísima capital de Hungría, es siempre una apuesta segura. Y para que pueda comprobarlo en primera persona, Iberostar pone en sus manos uno de los mejores hoteles en Budapest.

Surgida en 1873 de la unión de tres ciudades —dos al oeste del Danubio: Buda y Óbuda, y otra al este, Pest—, es la séptima ciudad más grande de la Unión Europea y una de las más bellas del Viejo Continente, así como uno de los principales destinos turísticos de Europa del Este.

Paseando por sus calles y avenidas, el recién llegado encontrará fascinantes lugares históricos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987 y 2002. Algunos de estos reclamos, tanto puentes como edificios, se despliegan a orillas del Danubio.  

Otro dato: la revista Forbes consideró Budapest como el séptimo lugar más bonito de Europa para vivir. Por todo ello, no es de extrañar que, cada año, Budapest atraiga a más de 4 millones de viajeros, lo que la convierte en una de las 25 ciudades más visitadas del mundo.

Con Iberostar Hotels & Resorts, podrá descubrir todos estos secretos.

  • País: Hungría
  • Hora:
  • Cambio: Florín húngaro
  • Energía: 230 V

Descubre Budapest

Qué ver en Budapest

Budapest concentra un total de 837 monumentos, que reúnen la mayor parte de los estilos artísticos europeos, aunque con un claro predomino de los edificios clásicos y de Art Nouveau.

Entre sus rincones más notables, cabe referirse al Castillo de Buda y a la señorial avenida de Andrássy, la plaza de los Héroes, donde se alza el monumento del Milenio; el metro de Budapest, el segundo más antiguo del mundo (solo lo supera el de Londres); la Gran Sinagoga, la segunda mayor sinagoga del planeta, y el segundo edificio del Parlamento más grande del mundo, únicamente por detrás del de Rumanía. Esta sede fue erigida entre 1884 y 1902, siguiendo los planos de Imre Steindl, quien se quedó ciego meses antes de la inauguración.  

Otro lugar que no hay que perderse es la iglesia del rey Matías, levantada entre los siglos XIII y XV y reformada en XIX en estilo neogótico. Considerada como la iglesia católica más importante de Hungría, ha sido el escenario de bodas y coronaciones reales, como la de Carlos IV (1916), el último monarca de la dinastía de los Habsburgo.

Del mismo modo, tampoco hay que perderse el icónico puente de las Cadenas, el bastión de los Pescadores (1902), la catedral basílica de San Esteban, el mayor edificio religioso húngaro (mide 96 m de altura); el monumento de los zapatos junto al Danubio, un memorial dedicado a las personas asesinadas a orillas del río, principalmente judíos, entre 1944 y 1945; la colina de Gellert, en la que es posible admirar el monumento a la Libertad, y desde la que se puede disfrutar de una extraordinaria panorámica; el mercado Central y las ruinas de Aquincum, una ciudad romana que fue desenterrada a finales del siglo XIX.

Por otro lado, no hay que perder de vista que, en 1934, Budapest recibió el título de Ciudad de Balnearios por ser la capital que dispone de más pozos de aguas medicinales y termales del mundo. Sin ir más lejos, la ciudad reúne un total de 80 manantiales geotérmicos, lo que se traduce en el mayor sistema de cuevas de aguas termales del planeta. Uno de los enclaves más apreciados por los amantes del termalismo son los baños de Széchenyi.

Pero la oferta de sitios que hay que visitar en Budapest no acaba aquí. En efecto, Budapest cuenta con 223 museos y galerías que no solo ofrecen exposiciones y arte húngaro, sino también de carácter internacional. En el apartado museístico, conviene mencionar el Museo Nacional de Hungría, la Galería Nacional Húngara, el Museo de Bellas Artes, el Museo Histórico de Budapest, el parque Memento y el Museo de Artes Aplicadas.

También hay 40 teatros, siete salas de conciertos y un teatro operístico. Además, algunos de sus edificios históricos acogen festivales al aire libre, conciertos y conferencias, sobre todo en verano. Las instituciones más prestigiosas en este ámbito son la Ópera Nacional de Hungría, e Teatro Musical de Budapest, el Teatro József Attila, el Teatro Radnóti Miklós y el Teatro Katona József Színház, el Teatro Madách Színház y el Teatro de la Comedia.

Qué hacer en Budapest

Entre los eventos culturales de Hungría, el mayor acontecimiento al aire libre es el Festival de Sziget, muy popular en toda Europa. Tampoco hay que perder de vista Festival de la Primavera de Budapest, el Festival de Otoño de Budapest y la Fiesta del Vino de Budapest.

No menos remarcable es la tradición de danza de la cuenca de los Cárpatos, que difiere de los bailes de los Balcanes y de Europa occidental. En la capital de los magiares, existen varios conjuntos de auténtica danza folclórica húngara, muchos de las cuales son profesionales. Todo ello sin olvidar que esta urbe es una de las pocas ciudades del mundo donde funciona una escuela secundaria para el aprendizaje de las danzas folclóricas. Aproveche su paso por Budapest para asistir a uno de estos hipnóticos espectáculos de danza tradicional.

Recuerde también que hay numerosos puntos de atención al turismo. Allí obtendrá mapas gratuitos e información sobre las actividades culturales y de ocio que pueden llevarse a cabo en la ciudad, así como acerca de los mejores bares y restaurantes, algunos de los cuales abren sus puertas en edificios históricos.

Y ya que se ha hablado de la gastronomía, no hay que dejar de saborear la exquisita cocina húngara, con el nutritivo goulash como punta de lanza.

Reserve su hotel en Budapest centro

Iberostar quiere ayudarle a descubrir las incontables maravillas de la capital húngara con total comodidad. Y para ello, nada mejor que alojarse en Iberostar Grand Budapest, un hotel de 5 estrellas construido en el año 2011. En él encontrará instalaciones de lujo, servicio de habitaciones (room service), gimnasio, spa, masajes y tratamientos de belleza y salas de reuniones, perfectas para la organización de eventos en Budapest, convenciones empresariales, viajes de incentivos u otro tipo de reuniones.

Consulte las ofertas de hotel en Budapest centro y haga su reserva cuanto antes. Desde ese mismo momento, un equipo de profesionales empezará a trabajar para superar sus expectativas más exigentes.