Habana Riviera by Iberostar
puntuación 4 de 5

La Habana - Cuba

Eventos inmersos en historia y cultura

En pleno centro del Vedado, frente al malecón Habanero, existe un edificio selecto y bohemio, declarado monumento nacional por ser un magnífico ejemplo de la arquitectura racionalista del Movimiento Moderno en Cuba.

El Habana Riviera by Iberostar, único e inimitable, te abre las puertas de uno de los lugares con más historia de la capital cubana: el marco idóneo para la celebración de eventos, fiestas y banquetes por excelencia

A tan solo 25 kilómetros del aeropuerto, dispone de dos versátiles salones, 352 confortables habitaciones, todas con impresionantes vistas al océano, para que cada amanecer sea un regalo para ti y tus invitados.

Una especial piscina de agua salada, dos bares y dos míticos restaurantes, para conquistar los paladares más finos, en este hotel de 4 estrellas que hará que tu evento se convierta en un recuerdo que te acompañará para siempre.

Comparte tu idea con nuestros equipos de organizadores especializados, y ellos se encargarán de que tu festejo sea irrepetible e inolvidable.

El hotel Habana Riviera by Iberostar te desvela la forma más auténtica de celebrar grandes acontecimientos.

 

Ver 1 foto
Capacidad Máxima 350 Personas

968ft²/ 90 m²

Salón Internacional

Aire acondicionado Wifi zonas comunes (cargo adicional) Business Center AV
El salón internacional es el antiguo casino del hotel, en el…
Ver más Descargar PDF
Ver 1 foto
Capacidad Máxima 180 Personas

1076ft2/ 100 m2

Salón Gelabert

Aire acondicionado Wifi zonas comunes (cargo adicional) AV
El salón Gelabert lleva el nombre del reconocido artista…
Ver más Descargar PDF
Ver 1 foto

Restaurante L'aiglon

L’Aiglon es el restaurante de lujo del hotel. Aquí recibirás…
Ver más

Una ventana al Malecón

Todas las habitaciones tienen vistas al mar y al famoso paseo del Malecón. Además, algunas, como las Junior Suite y la Suite Presidencial, cuentan con jacuzzi privado. Pasea mientras escuchas la música de los cubanos más auténticos y relájate al ritmo del vaivén de las olas.